Dos potentes tips para resolver un conflicto interpersonal

Dos potentes tips para resolver un conflicto interpersonal

“Reaccionar es actuar sin pensar, es negar el poder de ser proactivo y no reactivo”

Cuando el conflicto se manifiesta, el incremento de su intensidad y propagación está precisamente en la actitud y la conducta de las partes involucradas ¿Cómo detenerlo? 1. Sentido responsable no significa ser culpable. Para que el conflicto se manifieste se requiere un mínimo de dos personas, para resolverlo sólo es necesaria una persona, pero ¿Quién será esa persona? La tendencia será señalar al otro, ninguna de las partes querría asumir tal encargo, pues ambas sienten que no causaron lo sucedido. “Él es, yo no”, “no me lo digas a mí, díselo a él”, “¿yo?”; clásicas respuestas de las partes cuando el conflicto los zarandea a su antojo levantando la idea de “culpables” por encima de un sentido responsable. Asumir responsabilidad no significa culpabilidad, la responsabilidad se hace cargo de la acción y ofrece soluciones, la culpabilidad somete y paraliza a la persona. El responsable demuestra capacidad de acción y visión, el culpable autocompasión.

La responsabilidad recibe, sostiene y construye; la culpa despacha, abandona y destruye. La responsabilidad es a la acción, la culpa a la emoción. Sé responsable, hazte cargo de la acción y gobierna tu emoción. 2. Evita reaccionar. Toda acción produce una reacción, si alguien te levanta la mano, es probable que tu cuerpo ejerza un movimiento de evasión, defensa o incluso de confrontación, en las leyes físicas esto es exacto, pero en el potencial del ser humano hay una variable adicional y es el poder de elegir. En varias disciplinas y las artes es posible, e incluso se exige, reaccionar, pero ante un conflicto interpersonal debemos evitar reaccionar. Reaccionar es actuar sin pensar, es negar el poder de ser proactivo y no reactivo. Cooperar o confrontar, incluir o excluir, respetar o degradar, guerra o paz, son algunas alternativas a elegir cuando estamos frente a un conflicto interpersonal. ¿Cuál elegirás? Eleva tus estándares, se proactivo y no reactivo. No es sencillo, pero si de gran valor.

Comparte este artículo:

Publicaciones Recomendadas