El principio de la solución de problemas: La Responsabilidad

El principio de la solución de problemas: La Responsabilidad

“Los momentos más significativos los construimos con quienes asumimos responsabilidad, en el trabajo, en los estudios, en el vecindario, en la familia”

Asumir responsabilidad, no evadir; menos atribuir, pero que tentación es echar la culpa al otro, fácil. Trasladar o evadir responsabilidad es una reacción natural del ser humano al estar en una situación no favorable, esa vocecita que seduce a callar y no moverse es persistente, quiere que evites, que no asumas, que no respondas y se coronará si trasladas tu capacidad de respuesta al otro. Asumir responsabilidad es empoderarse, tomar el poder para hacerse cargo, es el principio de la solución de un problema. Muchos deseos y hasta gritos hay para que nuestro país cambie y no recordamos que asumir responsabilidad es investirse con el poder para transformarlo. Probablemente quienes han cometido u omitido algo grave son quienes más movidos están a no asumir responsabilidad, a evadirla e incluso atribuirla, pero aun así todavía es posible resolver esas situaciones que dé a pocos nos distancian de quienes más nos importan o de lo que más nos interesa, pero por un miedo natural no lo intentamos.

Los momentos más significativos los construimos con quienes asumimos responsabilidad, en el trabajo, en los estudios, en el vecindario, en la familia, es donde la responsabilidad crece y se fortalece. Sin embargo, como seres humanos cometemos errores y no queremos ser protagonistas o causantes de ellos, así que otro los hizo, “yo no fui”. De acuerdo, imaginemos que yo no fui, ¿cuál es mi responsabilidad? ¿Tengo que asumir alguna? ¿La hay? La respuesta es un rotundo sí. Seamos o no seamos los causantes, existirán respuestas de ambos lados; pero, si verdaderamente yo no fui, la responsabilidad del inocente radica en que hará con ello, cómo responderá desde ahí, ¿tendrá una actitud instructiva con la otra parte? o una de “¡te equivocaste!”, ¿tendrá una actitud compasiva? o intentará aprovecharse del otro. El resultado final que lograremos antes de partir de esta vida será el balance de nuestra responsabilidad en derrotas y éxitos. Protagonistas o no, aprendamos a declarar perdón, no para ser objeto o recluso de alguien, sino para ser sujeto de derecho y libre de continuar hacia adelante.

Comparte este artículo:

Publicaciones Recomendadas