Actitud y Conducta son Clave en la Gestión del Conflicto

Actitud y Conducta son Clave en la Gestión del Conflicto

“El respeto se manifiesta como una conducta, pero se origina interiormente como una actitud”

En una zona árida y de alta temperatura, un grupo de personas me decían que no tenían por qué seguir tolerando el abuso que la multimillonaria compañía estaba ejerciendo sobre ellos. Con violencia habían atacado uno de los inmuebles de esa compañía destrozando la puerta de acceso para finalmente ingresar y agredir física y verbalmente al personal de la compañía que se encontraba adentro. La policía intervino, la prensa llegó y lanzó la conocida pregunta: ¿Es posible que esto siga ocurriendo en pleno siglo XXI? Unos exclamarán “¡comportamiento reprochable!”, otros dirán “algo pasó, la gente no es loca” y alguno agregará “pero nada justifica semejante comportamiento”. Parece que estamos dentro del concepto de locura de Einsten, “queremos resultados diferentes y seguimos haciendo siempre lo mismo”.

Comprendamos dos elementos clave del conflicto: La actitud y la conducta, la primera ocurre “dentro” de uno mismo y la segunda se manifiesta “afuera”, por ejemplo el respeto, se manifiesta como una conducta hacia la otra parte, pero se origina interiormente como una actitud. Pero en la realidad ocurre que la empresa hablará de lo que ve “afuera”, es decir de los pobladores y todo lo que es inaceptable para la empresa. Los pobladores harán lo mismo, hablarán de todo lo inaceptable que ven de la empresa contra su comunidad; así un círculo vicioso se apoderará de ambas partes. Esta situación no es ajena en nuestras propias relaciones personales y familiares, pues a veces resultamos entrampados en algo que no queremos para aquellas personas que más nos importan. Si aspiramos resultados diferentes, quizá debamos hacer algo distinto, dejar de ver la conducta del otro y echar una buena mirada a mi propia actitud. Por cierto, el bienestar público descansa en la virtud privada.

Comparte este artículo:

Publicaciones Recomendadas