¿Cómo Negociar Una Oferta Laboral?

¿Cómo Negociar Una Oferta Laboral?

“Toda negociación se gana antes de ir a la mesa de negociación”. Prepárate, pregúntate ¿Qué es lo que quiero?

Cuando se trata de una oferta de trabajo importa mucho lo que pasa antes de la mesa de negociación, una máxima dice: “toda negociación se gana antes de ir a la mesa de negociación”. Prepárate, pregúntate ¿qué es lo que quiero conseguir en esa negociación? Visualízate al término de la negociación y mírate como terminarás y cuáles serán tus resultados al final de la negociación, recuerda que los buenos negociadores empiezan por pensar donde les gustaría terminar y por ello les resulta claro trazar la ruta que los conducirá hacia ese punto. Otra pregunta básica es ¿cuáles son mis preocupaciones principales? Enlista lo que es importante para ti, condiciones laborales, desarrollo profesional, línea de carrera, tipo de contratación, etc. Una vez que tengas tú lista, priorízalas e identifica el nivel de importancia de tus intereses y en ese orden los irás abordando en tu negociación.

Como habrás notado no he mencionado el “sueldo”, pues es la última preocupación que quieres tener, nunca intentes introducir a tu negociación el tema del sueldo si antes no has abordado lo que tienes en lista, te contratarán por tus competencias y capacidades, no por tu buen deseo de incrementar tus ingresos. Justifica tu contratación haciendo preguntas que provoquen a tu interlocutor a pensar en ti como la persona que están buscando, pregúntale “¿qué es lo que más le importa de su gestión donde pueda yo aportar?” “¿Cuáles son los objetivos principales de la empresa?” “¿Sería tan amable de comentarme sobre mis futuras funciones y lo que espera de mí?”. Tu interlocutor debe saber que mereces ser contratado. OJO: Ten cuidado de caer en la trampa del “relato” o contar “la historia”, evita dar explicaciones innecesarias y céntrate en hacer buenas preguntas, no le temas al silencio y permite que tu interlocutor tenga espacios y pausas durante la negociación. Y, por supuesto, asegúrate de caerle muy bien.

Comparte este artículo:

Publicaciones Recomendadas